¿Qué es noticia?

 

El periodismo suele destacar como noticiable la generalidad o la importancia de lo que se cuenta. Obviamente, este es un punto clave de la materia, dado que se trata de “qué contar”, y ya desde este nivel de génesis plantea una paradoja tremenda ya que podemos estar hablando de lo que afecta a mucha gente (perspectiva “cuantitativa”) o de lo que es importante (perspectiva “cualitativa”).

A esto sigue una reflexión: eso que el periodismo puede considerar de importancia, aunque parezca no ser una preocupación general, puede llegar a alcanzar esa generalidad por intermediación, precisamente del periodismo y quizás, de hecho, sea esta una de sus funciones sociales.

Y obviamente, tanto una perspectiva como la otra están marcadas por el punto de vista subjetivo del creador de la noticia (porque la noticia se crea, no existe por sí sola). Ese creador es quien determina qué es importante y qué es general. No se trata aquí de reinvindicar la subjetividad con la que a veces tratamos de defendernos l@s alternativ@s de la ideología dominante escondida bajo una falsa objetividad, sino de tener en cuenta que a la hora de trabajar, lo hagamos a propósito o no, estamos predeterminados por valores que definen qué se convierte en noticia y, por lo tanto, estamos siendo parte activa en la creación de discursos, contenidos políticos y valores. Si no pasamos por alto este asunto, tendremos la libertad, al menos, de dirigir el trabajo guiado por nuestra coherencia (o por nuestras ganas de generar opinión, eso es cosa de cada un@ y de cada grupo “generador”) o de ser simples transmisores de discursos/valores que nosotros mismos hemos asumido y que no cuestionamos.

Es importante lo que afecta a mucha gente, incluso si a mucha gente no parece preocuparle.

Es importante lo que afecta a poca gente, pero choca con valores considerados universales o extendidos en una sociedad (por ejemplo, unos pocos excluidos en una sociedad que se autodenomina “de bienestar”).

Parecería (a mí me escandaliza) que es poco importante una noticia sobre ocio o divertida y sin transcendencia, pero hay quien pueda decir que es importante aquello que será muy demandado o que generará atención en el receptor.

 

“Qué es lo importante” determina “cómo se redacta/crea la noticia”

Esto no es sólo una cuestión de deontología periodística que luego quizás pueda sentirse alejada de la noticia pura y dura, de la narración sobre un tema. Esto determina la arena de la redacción del texto: Es noticiable el hecho de que se produzca una manifestación y narrar sus datos relevantes. Si esta termina en disturbios, la noticia (por el esquema que marca la línea editorial de los medios) deja de ser que “Ha habido una manifestación” para pasar a ser que “La manifestación convocada por “X” acaba en disturbios”. Pero a veces se asumen ejemplos menos claros de control de lo noticialbe: Si se considera habitual y normal manifestarse, se tenderá a redactar noticias dando importancia a lo que distinga unas manifestaciones de otras, pero si se considera “anormal” que ciudadanos salgan a protestar, la importancia seguirá residiendo, principalmente, en ese ejercicio.

 

El reto: por qué destacamos lo que destacamos.

Dando por hecho que las noticias se crean (a veces es espontáneo, otras nos las dicta el sentido común, por cierto, quizás el mayor “contenedor” de valores” y otras las construye una intención clara y dirigida para primar un discurso activamente interesado) y que estas promueven un discurso, la pregunta de “qué es importante” está implícita en la acción de generar una noticia. Darle la vuelta a este proceso y preguntarnos por qué el titular o la idea principal es esta y no otra nos convierte en parte activa del proceso más general de generación de discurso y nos conecta con la realidad haciéndonos partícipes y transcendiendo la figura del mero receptor. Es por lo tanto un ejercicio imprescindible para periodistas como para cualquier ciudadano que no renuncie a su dimensión política.

La  presentación de una iniciativa por cauces legales, o de muchos recursos administrativos de determinada característica, es noticiable en un espacio político donde no hay una cultura política de empoderamiento hacia las instituciones. Hacerlo noticiable, supone destacar esa carencia de un discurso dominante.

La obviedad nos hará ver que destacar los disturbios de una manifestación  puede tener la intencionalidad clara de criminalizar las ideas o grupos que la promueven como de reivindicar una resistencia que pervierte el orden legal o, al contrario, según se construya el texto, acusar al orden contra el que se dirige la protesta. Nos suele parecer grave esa “intencionalidad redactora” pero, en mi humilde opinión, es verdaderamente perverso cuando la importancia se acentúa, simplemente para conquistar de manera fácil al receptor, ya que, igualmente se transmiten valores determinados, y, además, se alimenta una relación irreflexiva con la realidad, en lugar de un proceso de pensamiento crítico.

El ciudadano que quiera enfrentarse a la realidad y no caer en la desesperación, podría encontrar cierto bienestar haciendo el sencillo análisis de preguntarse por qué algo es o no importante. El periodista o los grupos de creación y procesamiento de la información tienen la obligación de guiarse por estas cuestiones, por motivos éticos, pero también por motivos prácticos, porque no se puede informar de todo y porque dicho análisis puede ser la diferencia entre informar bien (siempre en términos subjetivos) o confundirse con autores de los horóscopos que hablan en presente.

La intencionalidad de los medios, los sentimientos de pertenencia y afinidades serían un tema importante si no fuera tan evidente y se diera tantas veces por supuesta en las noticias a las que tenemos acceso. Podría producirse una evolución de la información y de los procesos que esta activa, redactando y añadiendo al universo de “lo noticiable”, por ejemplo, las preguntas a los protagonistas de las noticias sobre lo que esperan de una acción, o acentuando todo aquello que dice un político que se escape de las directrices institucionales. Cuestionando, tal vez, los perfiles que dirigen las encuestas o bajando a la calle a preguntar al ciudadano qué información ha captado de noticias concretas que determinan las agendas informativas o cómo interpreta cada un@ los mensajes institucionales, en una vuelta de tuerca que además de incorporar el análisis de qué es noticiable, tratara de analizar el efecto de lo que se hace noticiable por rutina empresarial y política.

Anuncios
Publicado en Medios de Comunicación, Periodismo | Deja un comentario

Tod@s Piratas

No soy un experto en nada, así que no puedo dejar pasar esta ocasión para escribir sobre las consecuencias de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, dando las respuestas que daría un experto en la materia: ninguna concluyente.

Esta es la principal característica de la Reforma de la Ley de Propiedad Intelectual: al analizar la literalidad del texto los supuestos sancionables son tan amplios que parece que la administración (no el poder judicial) a instancias de empresarios de la comunicación que se quieren mantener en un régimen de oligopolio, podrá perseguir a cualquier usuario de Internet. No parece nada claro lo que estará permitido y algun@s sospechan que ponernos a tod@s al otro lado de la ley, servirá para que arbitrariamente puedan castigar el uso de internet por motivos distintos a la protección de los de derechos de autor.

¿Qué es un enlace? Antonio Delgado nos contaba en julio que el presidente de la Comisión de Cultura del Congreso lo desconocía. El enlace es la diferencia entre navegar en internet y la existencia de un montón de artículos o contenidos separados. Imagina entrar a una biblioteca y no tener estanterías separadas por temas, ni categorías y ninguna base de datos o índice que nos permita localizar las obras. Al final de esta lista hay unos cuantos enlaces sobre esta aberración legislativa y a dos meses de la entrada en vigor de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, desconozco si me podrán multar por colgarlos aquí, así que en menos de sesenta días, serán borrados.

¿Es tan grave?. Quien utilice Internet para ver el correo electrónico o ni siquiera tenga ordenador, pensará que no le afecta en nada. Para quienes usen Internet exclusivamente como fuente de información, pueden sentirse “solo” un poco más afectados. Y luego está ese número de personas que crece exponencialmente y que interactúa en internet, con baja intensidad, limitándose a compartir y comentar información a través de redes sociales o de una intensidad más alta, generando contenidos y compartiéndolos en blogs y agregadores. Soportes audioviasuales que alojan fotografía y video, introducen las características de red social a partir del perfil de cada usuario. Se difumina la frontera entre el consumo y la producción de la información.

A día de hoy, si bien algunas opiniones alertan de que se sancionará cualquier enlace, en algún artículo parece ceñirse la persecución al enlace no autorizado. Otra cuestión es la compleja casuística de situaciones procesales que podemos sufrir l@s usuari@s.

Aún no he resuelto la duda de si podrán sancionar a blogueros que decidan hacer un medio colectivamente enlazando en un mismo blog los materiales generados en blogs independientes (la única posibilidad para much@s de hacer un medio alternativo) o si simplemente, estará sancionada la inclusion de Gadgets, una herramienta habitual en los blogs, que permite introducir de manera automática las nuevas entradas de otras páginas a partir de las fuentes RSS que esas mismas páginas ponen a disposición de l@s usuari@s. A parte de los límites que esto supone para la libertad de información, es difícil estar de acuerdo con la posibilidad de que se impida a un usuario individual o colectivo, ceder a la difusión los contenidos que genere o, aún peor, que por esos contenidos haya que pagar a un gestor de derechos entre cuyos beneficiari@s no se encuentre el autor.

También, apuntan algun@s, está sin aclarar si una aplicación muy extensiva de la ley, daría la posibilidad de sancionar o tratar de grabar en redes como twitter, facebook o los cada vez más utilizados agregadores de noticias (publicaciones que se generan de manera automática a partir del uso de otras redes) enlaces que son la misma esencia de dichas redes. Podemos dudar que vayan a atacar un negocio tan lucrativo, por lo que se refuerza el argumento de que pesará la sombra del control administrativo sobre contenidos concretos  e incómodos.

Reto a quien esté interesado, a leer sin agobiarse el artículo ya citado (y enlazado) de Antonio Delgado, “España desconectada”, sobre las consecuencias económicas y culturales de esta reforma que se aplicará en menos de dos meses.

En mi pequeño entorno de inexperto en tantos temas, me preocupan la autocensura y la inseguridad jurídica a la que vamos a estar sometid@s y el sesgo democrático que supone vivir en la sociedad de la información y que por ley la información sea reducida exclusivamente a su carácter mercantil, por imposición. El derecho protegido en la Constitución Española a “comunicar o recibir libremente información veraz” queda sustituido supeditado al pago de un canon y su ejercicio representa la apropiación de beneficios económicos por unos pocos, los de siempre.

Se podría alegar que es una contraprestación necesaria a los autores. Aunque obviaramos el (¿pequeño?) detalle de que, como han explicado los entendidos extensamente, el canon beneficiará solamente a miembros de las sociedades de gestión, debemos tener en cuenta que enlazar un contenido es compartirlo y generar tráfico a los medios titulares del derecho, y ese tráfico en Internet, significa negocio. Dado que los beneficiarios del canon son los medios “en papel” pareciera que se está confundiendo la naturaleza misma de los soportes y que se asimilara el  pago por un periódico a la contraprestación impuesta al enlace. Pues bien, usando la misma comparación, este abuso equivale a que nos cobraran por comentar con un amigo una noticia que hemos leído o por dejarle nuestro periódico para que vea un artículo.

Con este panorama de lagunas legales me atrevo a responder a la pregunta planteada al principio: Es muy grave. Afecta a tod@s los usuari@s, al convertirl@s en potenciales delincuentes e incluso a quien no usa internet, porque la comunicación es una dimensión que completa el concepto de ser humano y cualquier actuación sobre ella se traslada a toda la sociedad.

 

ENLACES:

https://www.meneame.net/story/spanish-revolution-boicot-medios-aede-asociacion-editores

http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2014-02-17/los-usuarios-de-meneame-se-levantan-contra-los-medios-de-aede_90486/

http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2014-03-18/los-medios-aede-pierden-1-7-millones-de-visitas-desde-el-boicot-de-meneame_103436/

http://derechoynormas.blogspot.com.es/2014/07/ahora-si-la-reforma-de-la-lpi-permite.html

http://www.eldiario.es/turing/propiedad_intelectual/Espana-desconectada_0_284522489.html

http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/rdleg1-1996.html#aAfectadoPor

Publicado en Medios de Comunicación | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Responsabilidad sanitaria

Ante la crisis sanitaria desatada por el contagio de Teresa Romero, pareciera que toda la caverna mediática se ha puesto a las órdenes de Javier Rodriguez, Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, que ha pasado más tiempo insultando a la enfermera Seguir leyendo

Publicado en Medios de Comunicación | Etiquetado | Deja un comentario

4 de Octubre – #4octRodeaLaDictadura

Recopilación del trabajo realizado por Alicia Armesto, Laura Vera, Juan Carlos Mohr, Roberto Riol, Álvaro Piélago y Javier Romero


 

VÍDEOS


STREAMING

http://bambuser.com/v/4974433

http://bambuser.com/v/4974444

http://bambuser.com/v/4974576


TEXTOS

http://alvaropielago.wordpress.com/2014/10/05/concentracion-por-las-detenciones-en-la-manifestacion-rodea-la-dictadura/

http://alvaropielago.wordpress.com/2014/10/05/4-de-octubre-rodea-a-la-dictadura/

Publicado en Violencia Policial | Etiquetado , , | 2 comentarios

#AnaSeQueda

La afectada, Ana, es una mujer con dolencias cardíacas que vive con su hijo en la vivienda, alquilada a través de un contrato verbal con un propietario que se había desentendido totalmente del proceso de desahucio, ejecutado a instancias de CREDIFIMO, empresa financiera de La Caixa. Seguir leyendo

Publicado en Desahucios | Etiquetado , , , , , , , | 5 comentarios